Traductor / Translate

viernes, 30 de junio de 2017

¡Yo sé que puedes, sí que puedes! (Obra de teatro)

Título: ¡Yo sé que puedes, sí que puedes!
Personajes: Narrador, Hada Zay, Hada Inventora, Hada Roja, Hada Amarilla, Hada Azul, Hada Violeta, Estrella 1, Estrella 2, Animal 1 y Animal 2


Escena 1:
[A un lado del escenario, las cuatro Hadas de colores y los dos animales están de rodillas en el suelo alrededor de lo que parece un huevo (el Hada Zay bajo una sábana blanca, hecha un ovillo)  esperando impacientes a que abra. Mientras, al mismo tiempo las dos estrellas que están en un punto más alto, observan la escena con mucho entusiasmo. La música empieza a sonar y a los pocos segundos el narrador; que está al otro lado del escenario empieza a hablar]



Narrador: Seguro que alguna vez, leyendo el cuento de Peter Pan, has leído eso de: “Cuando un bebe ríe por primera vez, en algún lugar un hada acaba de nacer” [se oye la risa de un bebe o niño] ¿Y sabes una cosa? ¡Sí, sí que es verdad, las hadas existen y están en cualquier lugar!



[El Hada inventora sale al centro escenario y hace posturas como sacar músculo, gimnasia o malabarismos mientras el narrador continúa con la  historia]


Seguro que todos creéis que las hadas son seres perfectos, sin ningún defecto, y que pueden hacer cualquier cosa con el menor esfuerzo. Y puede que sea verdad; [El hada inventora imita lo que dice el narrador: cierra los ojos, señala al cielo y hace como que vuela alrededor del escenario] pero si cierras los ojos y viajas con tu imaginación hasta esa segunda estrella a la derecha y vuelas recto hasta el amanecer, llegarás al campamento de las hadas: donde un hada muy particular tuvo que esforzarse más que las demás. [El Hada inventora sale “volando” hacia los demás personajes y se sienta con ellos].
Escena 2:
[El hada Zay empieza a moverse queriendo salir del huevo]


Hada Roja: ¡Vamos pequeña, yo sé que tú solita puedes  salir!
Hada Amarilla y Hada Azul: ¡Sí, sí, nosotras sabemos que lo vas a conseguir!


[El hada Zay sale por fin del huevo, bosteza y se estiraza]


Hada Zay: [sonriente] ¡Buenos días!

Hada Roja: [Se levanta se pone frente a ella] Buenos días pequeña, Bienvenida al campamento de las hadas. Desde hoy este será tu hogar y nosotros seremos tu familia.

Estrella 1: Que bonita es ¿Verdad?

Estrella 2: Sí que es bonita; pero tiene cara de ser un poco traviesilla.

Hada Roja: Muy bien, vamos a hacerte una revisión… [El hada Roja saca una lupa]... ¿Ojos Brillantes? ¡Correcto! ¿Nariz puntiaguda? ¡Perfecto!


 [El hada Roja le da la vuelta al hada Zay para ver sus alas y todos, incluso las estrellas miran ponen cara de sorpresa al ver que el hada Zay solo tiene su ala derecha y le falta la izquierda]


Hada Violeta: [Señalando a la espalda del hada Zay] Un momento…. ¡Este hada no ha nacido con dos alas!

Hada Azul: ¡No es como las demás hadas!

Hada Roja: [Se acerca al hada Zay, sonríe dulcemente y le acaricia la mejilla.] Tu nombre será Zay  y aquí cuidaremos muy bien de ti porque…. [Duda, no sabe cómo decirle la verdad]

Animal 1: Solo tienes un ala.

Animal 2: Y eso no es normal en las hadas.

[Las hadas se dan la vuelta y le enseñan que todas tienen dos alas]

Narrador: Todos en el campamento prometieron que la cuidarían y la protegerían de cualquier mal, ya que el hada Zay no era como las demás: era diferente, tenía una discapacidad. [Las hadas se apartan a un lado y ponen a hacer sus labores. Mientras, los animales 1 y 2 cogen de las manos al hada Zay y juegan en medio del escenario con ella.Los años pasaron y el hada Zay se convirtió en un hada sana, feliz,  rodeada de  amigos que la querían y se preocupaban muuuucho por ella:

Hada Roja: ¡Ten cuidado Zay, no corras!

Hada Amarilla: ¡Ten cuidado Zay, no saltes!

Estrella 1: ¡Ten cuidado!

Estrella 2: ¡Ten cuidado!

El resto de personajes al unísono, menos el narrador: ¡TEN CUIDADO!

Escena 3:
[El hada Zay se queda sola en el escenario, muy enfadada y con los brazos cruzados.]

Narrador: Zay estaba cansada de tanta protección. Ella quería correr, quería trepar, quería saltar; pero…. ¿Sabéis que era lo que más deseaba hacer el hada?

Hada Zay: ¡Yo quiero volar y hacer todo lo que hacen los demás!

Narrador: Un día el hada Zay se propuso intentarlo: fue a la pradera de las amapolas y empezó a saltar, moviendo su única ala muy muy rápido. Aunque no pudo elevarse mucho. Apenas las puntitas de los dedos consiguió despegar del suelo. [El hada Zay imita lo que dice el narrador.]

Entonces el hada trepó hasta la rama de un árbol y saltó moviendo muy muy rápido su pequeña ala; pero no lo consiguió. Se cayó al suelo y se hizo mucho daño.

Estrella 1: ¡Zay! ¿Qué te ha pasado? ¿Te has hecho daño?

Hada Zay: No, estoy bien, de verdad… ¡ay mi rodilla!

Estrella 2: Voy a avisar a los demás.


[La estrella 2 sale corriendo para avisar a los demás y todos aparecen en el escenario muy preocupados]

Narrador: Todos se preocuparon tanto por el hada, que la cubrieron entera de tiritas grandes y pequeñitas ¡hasta en las partes en las que ni siquiera tenía heridas! [Las hadas de colores le ponen las tiritas por todas partes]

Hada Roja: [Muy enfadada] ¡Ni se te ocurra volver a hacer semejante locura!

Hada Violeta: Eres más pequeña, débil y frágil que las demás.

Hada Azul: ¿Es qué no lo sabes ya?

Todos: [Muy enfadados] ¡Tú no puedes volar!


[Las Estrellas vuelven a su posición. Los animales se quedan a un lado jugando y las hadas de colores se retiran.] [El hada Zay se va hacia un lado del escenario donde hay una almohada y una sábana que hacen de cama.]


Narrador: Esa noche el hada Zay se acostó en su cama, con lágrimas rodeando su cara, susurrando a las estrellas.

Hada Zay: [Mirando al cielo] Yo sé que puedo, sí que puedo.

Escena 4:
[El hada Zay se levanta y anda por el escenario ocultándose donde puede cada vez que aparece una de las hadas de colores.  Cuando pasan unos segundos el narrador comienza.]


Narrador: Desobedeciendo a todos, el hada Zay siguió entrenando por su cuenta: Aunque mil veces se caía, mil veces se levantaba y si se hacía daño, ella misma se curaba. No le importaba cuanto tuviera que esforzarse, ni cuanto tuviera que luchar. Ella haría todo lo posible para hacer su sueño realidad. [El hada Zay salta por el escenario y mueve los brazos intentando volar.]
Una noche por un camino cercano paseaba el hada inventora. Un hada muy mañosa a la que encantaba construir cosas.


[Desde un lado del escenario aparece el hada inventora. Va paseando tranquila y al ver al hada Zay se esconde para ver lo que hace.]


Hada Inventora: Vaya…. Sí que tiene ganas de aprender a volar. Debería contárselo al hada Roja y los demás [hace como que se va; pero vuelve al instante] pero si lo hago la van a regañar… [De repente se le ocurre una idea] ¡Creo que sé cómo ayudarla!


[El hada se va hacia un pequeño rincón donde tiene su taller y empieza a trabajar. Mientras el hada Zay sigue entrenando. Las estrellas 1 y 2 la están vigilando y los animales 1 y dos la miran desde un rincón.]


Animal 1: ¿Por qué no se rendirá ya? Nunca lo conseguirá.

Animal 2: Yo creo que sí lo logrará. Ya sabes lo que dicen… ¡a la trescientas va la vencida!

Hada Zay: [Mientras salta e intenta volar.] Yo sé que puedo, sí que puedo. Yo sé que puedo, sí que puedo.

[Entra en escena el hada inventora ocultando el invento detrás de su espalda.]

Hada Inventora: Hola Zay ¿Qué estás haciendo?

Hada Zay: Yo… Ehhh…. Nada  [Intentando poner cara de niña buena.] No estaba haciendo nada de nada.

Hada inventora: Seguro… No estarás intentando volar ¿verdad?

Hada Zay: Yoooo [Como si estuviera muy ofendida] ¿Yo intentando volar? ¡¿Es que te crees que estoy loca?! Mira al público, sonríe y les guiña un ojo.

Hada Inventora: ¿Entonces no quieres probar este nuevo invento que te ayudará a volar?


[El hada inventora saca el invento. El hada Zay pone cara de sorpresa al verlo. ]


Narrador: La pequeña hada se colocó ese invento y empezó a mover las dos alas que ahora tenía en la espalda muy, muy rápido.  El hada inventora, al ver que le estaba costando un poco empezó a animarla:

Hada Inventora: ¡Vamos Zay! ¡Yo sé que puedes, sí que puedes!

Narrador: Las estrellas que aún brillaban en el cielo y los animales que la habían visto esforzarse tanto también gritaban con entusiasmo:

Estrellas y Animales: ¡Vamos Zay! ¡Yo sé que puedes, sí que puedes!

Narrador: Animada por sus palabras, el hada Zay movió con más fuerza sus alas y tan rápido, tan rápido las movió ¡que consiguió volar! Voló hasta las copas de los árboles y cruzó las nubes para saludar a las estrellas.

Estrellas 1 y 2: [Sorprendidas] ¡Zay estás volando!

Animal 2: [Muy contento] ¡Bravo Zay, lo conseguiste!

Animal 1: [Haciéndose el listillo] Yo nunca dudé de ella.


[Alertadas por el alboroto que se ha formado aparecen las hadas de colores y se sorprenden mucho al ver al hada Zay volando.]


Narrador: Todos sus amigos se alegraron mucho al ver que el hada Zay había conseguido volar y se disculparon por haberla sobre protegido tanto.

Hada Roja: [Arrepentida]  Lo sentimos mucho Zay.

Hada Amarilla: Deberíamos haberte apoyado.

Hada Azul y Violeta: [A la vez]  ¿Podrás perdonarnos?


[El hada Zay sonríe y abre los brazos para hacer un abrazo en grupo con las hadas. Los animales se abrazan entre ellos muy contentos y las estrellas aplauden contentas.]


Narrador: Y desde ese día, el hada Zay se encarga de ayudar a todas las hadas que nacen con alguna discapacidad. Ya que con esfuerzo y la ayuda de los que les quieren….

Todos los personajes a la vez: [Hacer una fila mirando hacia el público, cogerse de las manos y levantar los brazos hacia el cielo.] ¡No habrá barreras para hacer sus sueños realidad!

FIN






Rocío Cumplido González(cc)2017
Safe Creative #1706302798445

¿Quieres leer el cuento en el que está basado la obra? ¡Haz click aquí!


¡HOLA A TODOS!

Quiero deciros que tenéis total y absoluta libertad para coger este guión y representarlo en el colegio, a vuestros familiares, donde queráis. También tenéis libertad para adaptarlo a vuestro dialecto natal (Argentino, Mexicano, Peruano... Ya me entendéis).

Solo os pido a cambio que respetéis mi nombre como autora y por favor, mandadme fotos y vídeos a la dirección de correo que os dejo más abajo para ver como os ha quedado. 

dondeseescondenlashadas@gmail.com



0 comentarios:

Publicar un comentario